El asesoramiento jurídico a empresas es uno de los puntos fuertes de Galende Buzón Abogados. Nos concentramos en tres ámbitos diferentes: el laboral, el fiscal y el contable. Entendemos que cualquier persona que esté al frente de una empresa o negocio buscará las maneras de mejorar la productividad, y es que esa es, al fin y al cabo, la clave para poder ser competitivo.

El de productividad es un término sencillo que podemos definir como la producción que se genera en una hora de trabajo. Como es lógico, cuanto mayor sea la productividad, mayores suelen ser los beneficios. Y es que, la productividad es algo cuantificable, lo que nos permite obtener mucha información sobre el funcionamiento interno de la empresa.

Qué es la productividad y cómo se mide

Dado que se puede medir, la productividad también se puede mejorar a través de la realización de los estudios adecuados, que nos permitirán implementar una serie de medidas correctivas. Para ello, hay que partir de la base de que existen una serie de factores que influyen en la productividad de la empresa.

Estos pueden ser de muy diversos tipos y tendrán más o menos relevancia en función del sector al que se dedique la empresa. Pueden ser organizacionales, técnicos, financieros, relativos al personal, de ubicación, etc. Por ello, el primer paso tiene que ser saber detectar todos estos factores para luego poder analizarlos.

La fórmula de la productividad es la siguiente:

Productividad = producción / horas trabajadas

Suele calcularse en euros, pero también pueden utilizarse como referencia las unidades de producción. Y puede aplicarse tanto al conjunto de la empresa como a las diferentes secciones que la componen. Una vez aplicada, el valor obtenido nos servirá como punto de partida para implementar optimizaciones que deben traducirse en la mejora del valor de referencia.

La contabilidad es uno de los apartados imprescindibles de la empresa. Gracias a ella obtenemos una imagen precisa de la situación real de la misma de manera global. Existen programas de facturación y de gestión que nos ayudarán a agilizar las gestiones y automatizar las tareas que sean susceptibles de ello. En este sentido, en Galende Buzón somos capaces de darte una imagen precisa de tu negocio a través de nuestros servicios de contabilidad general, financiera y analítica.

Una cuestión importante es contar con un equipo lo suficientemente motivado. Diversos estudios demuestran que los trabajadores que se sienten bien valorados y cuentan con buenas condiciones laborales se implican mucho más con su empresa y, por supuesto son mucho más productivos. Huelga decir que un trabajador desmotivado nunca dará el 100% de sí mismo.

Especialmente si eres emprendedor, es posible que quieras controlar todos los aspectos de tu proyecto personalmente. Sin embargo, esto suele ser un error que implica una carga demasiado ingente de trabajo. Lo ideal es que externalices algunas tareas, como por ejemplo la contabilidad. Esto te permitirá ganar tiempo para dedicar a otras áreas de tu negocio, lo que se traducirá en una mayor productividad. Por supuesto, también tendrás que jerarquizar las tareas para saber cuáles son prioritarias y, por lo tanto, cuáles merecen más tiempo y atención.

Otro aspecto que debes valorar es el de marcar objetivos realistas. Esto te permitirá trazar rutas de trabajo. Si tienes empleados, es importante que tengan claros los objetivos a conseguir y un estímulo en forma de recompensas que les permita esforzarse en conseguirlos.

Gracias a la visión analítica que te ofrecemos para solicitar nuestros servicios de asesoramiento a empresas, podrás tomar mejores decisiones y corregir todas aquellas cosas que sean susceptibles de ello, mejorando indudablemente la productividad de tu proyecto. Además podrás llevar una adecuada planificación fiscal y laboral.

Entradas recomendadas